domingo, 11 de septiembre de 2016

Koi to Senkyo to Chocolate


Koi to Senkyo to Chocolate
También conocida como: Love, Elections and Chocolate; Amor, Elecciones y Chocolate
2012
13 Episodios
25 Minutos por episodio aproximadamente
 
Sinopsis: Oojima Yuuki es un muchacho común de preparatoria que se ve obligado a llevar un club durante su estadía en la escuela, por lo que el club de Investigación de Alimentos resulta ideal para todos aquellos que en realidad no busquen invertir su tiempo en actividades más formales. Así su grupo de amigos vive feliz en el ocio, hasta que su amado club se ve amenazado a desaparecer si una radical candidata a presidente del consejo estudiantil sale electa durante el periodo de votación que estará próximo a llevarse a cabo. ¿Cuál es su salvación? Entrarle de lleno a los comicios con varias estrategias muy arriesgadas para intentar voltear el tablero a su favor... ¿pero tiene posibilidades un don nadie de vencer a una estudiante modelo, respetada por el cuerpo estudiantil, en un duelo de popularidad?


Reseña: Koi to Senkyo to Chocolate fue un anime de duración estándar que vio la luz durante el verano del 2012. Es una adaptación de una novela visual pornocha de PC que tuvo un port a PSP (sí, sólo en Japón), de la que también se desprendiera un manga homónimo que alcanzó 38 capítulos publicados, recopilados en seis tomos, por la revista Dengeki G's Magazine, famosa por obras como Myself Yourself, Angel Beats, Little Busters, Ore no Imouto blablablá, Da Capo, Guilty Crown, Denpa Onna to Seishun Otoko, algunos mangas spin-off/sidestories de Sword Art Online, etcétera, etcétera, etcétera. Dicho manga contó con el trazo de Kanno Touko, a quien se le conoce por la autoría de Corpse Party y haber trabajado en el arte de Yuuki Yuuna wa Yuusha de Aru (cuyo anime encuentras en Netflix, al menos hasta el momento de la publicación de esta reseña).


Y acá tenemos el caso de una novela visual (o simulador de citas con finales felices -de cama-), al que le quitan todo el hentai pero sí le dejan el ecchi, para adaptarlo al anime centrándose en "su historia". El primer problema, tras plantear este escenario, es que si el material fuente estaba lleno de personajes cuya única finalidad era terminar en un revolcón con el protagonista (en alguno de sus diferentes caminos), pues no podemos ni tener personajes en algún nivel propositivos, ni esperar que lo que quedara de ellos tuviera de dónde cortar tela. Por lo tanto sí, adivinaste, he aquí otro anime lleno de personajes sin médula, repetitivos y asquerosamente aburridos, por quienes la serie no vale la pena.


De este modo sus interacciones, reacciones, situaciones y roles ya son más del dominio público que las boobs de Martha Higareda. Tenemos a la amiga de la infancia tsundere, a la chica seria pero rinconera, a la maestra buena onda y con buen trasero, a la rival cuyo final se nota con dos segundos en pantalla... Y claro, al protagonista preestablecido, ultra masticado y visto por todo mundo, que es el centro de un pseudo harem que ponen más por compromiso que por el provecho que le puedan sacar. Todo para el beneplácito de conformistas que proyectan sus fantasías.


Como sea, quizá el punto que he estado evitando es que la historia, en su cometido principal, no está para nada mal encaminada. De hecho el planteamiento es interesante y definitivamente es lo que te anima a seguir viendo hasta el final. Aunque los personajes sean horribles, debo aceptar también que hay cierta lucidez en algunos puntos críticos de la serie (sobre todo del lado del protagónico), que de verdad ponían los puntos sobre mesa. El avance de la serie gira en torno a las elecciones, a las estrategias de campaña y a los movimientos del equipo por ganar territorio dentro de éstas. En este aspecto se mantiene firme, lo cual se agradece, pues es bueno ver una serie de este tipo que tiene proyección y que busca jalar para algún lugar.
 

El problema con esto (sí, más problemas) es que, a pesar de que tiene secuencia y hay sensación de avance, mucho de lo que pasaba entre los hitos de la historia se siente no menos que supérfluo y forzado. Hubo una urgencia por querer darle algo de peso a muchos personajes que ni tuvieron una presentación adecuada, ni mucho menos una construcción que los profundizara o moldeara para bien. Se quedan siempre igual de horribles, con participaciones a webo para que no estuvieran de más. Y es que si esto quita tiempo al resto, y por tal sacrificas espacio que pudo servirle para darle más forma a la trama, o estructurar mejor a los personajes que sí importaban, simplemente no pones tantos personajes. Ok, en la novela visual funciona porque son más modelos que se va a coger, ¡¡pero acá no tiene sentido, maldita sea!!


Así la serie está colmada de relaciones sentimentales que están simplemente de sobra, y que opacan el punto crítico que significó el argumento de las elecciones dentro del todo. Si se hubieran centrado en esto, en vez de estar perdiendo el tiempo con situaciones innecesarias, habríamos tenido algo que muy probablemente se habría volado hasta la barda. Pero no, el asunto acá es que hay ciertos lineamientos con los que debes cumplir para asegurar un mínimo de público que pueda comprar tus figuritas, tu juego porno y te puntúen alto en la web: el harem, la tsundere, los calzones, y un tipo que pareciera que siempre la tiene parada.


Sobre la animación, también tuvo altos y bajos. Aunque el aspecto visual es muy bueno, y los escenarios se sintieran por lo general muy detallados e incluso muy amplios (en serio, la escuela era enorme y les quedó bellísima), sí se notó muy congelada muy seguido. ¿O quizá era yo? El diseño de los personajes también es un punto a su favor, pues a mi parecer mejoran mucho respecto a sus versiones del manga, por ejemplo. La música de ambiente es otro acierto, aunque no es nada impresionante, era pegajosita y le sentaba de maravilla. Eso sí, opening y ending demasiado genéricos y olvidables.


Entre los seiyuus encontramos a Nakamura DIOSTESALVEMARÍA Yuuichi, al grandiosísimo Suzumura Kenichi, a la talentosa Kayano Ai, y a la siempre reconocible Kugimiya Rie. Entre muchos otros.


Veredicto.


Lo bueno: Las elecciones y todo lo que giró en torno de éstas; hubo tensión y buenas estrategias de campaña. El diseño de los personajes, el detalle de los escenarios, e insisto, lo pinche chula que está esa puta escuela.
Lo malo: Personajes pinches espantosos, estereotípicos a más no poder. Insistencia en meterle subtramas que lejos de profundizar, robaba tiempo al aire. Ecchi estúpido, harem estúpido, protagonista estúpido.
Acéptalo: Sí, antes de terminar de leer la reseña ya habías ido a buscar las CGs hentai de la novela original. No temas, mi querido calenturiento, las encuentras en e-hentai galleries. Ya puedes agradecerme.

Calificación: 5.



No sé ustedes, siento que estoy siendo demasiado bueno. Pero es que simplemente no puedo negar lo bien llevado que estuvo el asunto de las elecciones. Me imagino esto sin toda la pretención, sin los personajes asquerosos y sin querer meterle a webo el romance hasta por las narices, habría quedado algo muy bueno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario